sábado, 4 de febrero de 2017

HAY QUE CELEBRAR EL 24 DE MARZO

Bastaron dos declaraciones de la nonna Carlotto, tres insultos de Hebe de Bonafini, un alarido de Ricardito Alfonsín y una mala tapa de Página 12 para que Mauricio Macri, con la pusilanimidad que le es connatural, rectificara y diera marcha atrás en declarar la movilidad del feriado del 24 de marzo. 

Por Nicolás Márquez

Ver nota completa...